Qué ver en Dublín, 5 cosas que no debes perderte

Dublín atrae anualmente a muchos visitantes y puede que sea el próximo destino para algunos de vosotros, así que queremos haceros alguna sugerencia para facilitaros un poco las cosas. Una vez más, para ofreceros información de primera mano, hemos utilizado como fuentes de información a gente que vive o ha vivido en el país en cuestión. Esta vez se trata de Elena y Daniel, una pareja que hace más o menos un año y medio que vive y trabaja en la capital irlandesa. Han vivido en dos zonas diferentes de la ciudad y en este tiempo han podido descubrir las principales atracciones de Dublín y algún rincón interesante… Así pues, hemos elaborado una pequeña lista sobre qué ver en Dublín.

Os presentamos los 5 lugares que, según ellos, ¡no deberíais perderos!

Guinness Storehouse

Guinness Storehouse es el hogar de la cerveza típica irlandesa, la Guinness. Según su propia página web son la principal atracción turística de Irlanda y en realidad, desde que abrió sus puertas en noviembre del año 2000, ha recibido ya a más de 4 millones de visitantes.

El edificio consta de siete plantas que conforman una estructura en forma de pinta. En las diferentes plantas se explica el proceso de elaboración de la cerveza y sus ingredientes, se presenta a su fundador Arthur Guinness, se recorre la historia de los anuncios e incluso hay una exposición interactiva en apoyo al consumo responsable de alcohol. Aun así, la parte favorita de la gran mayoría de visitantes es la séptima planta. Allí arriba hay un bar donde todo el mundo tiene derecho a una pinta gratuita y desde el que se pueden contemplar unas vistas magníficas a la ciudad. Las paredes acristaladas permiten ver Dublín desde un punto de vista diferente.

St. Stephen’s Green

St. Stephen’s Green es un parque situado en la zona más acomodada del centro de la ciudad. Está situado junto a un centro comercial, con el mismo nombre, y junto a una de las principales calles comerciales de la ciudad, Grafton Street.

Este parque rectangular cuenta con un lago, animales, flores, … y prácticamente todo lo que cabe esperar de un bonito parque. Sin embargo, quizá la característica más única de Stephen’s Green es que, en la esquina noroeste de la parte central, hay un jardín diseñado especialmente para personas ciegas. Las flores y plantas aromáticas están, además, indicadas con rótulos en braille.

También se puede encontrar en el parque el busto de James Joyce, un monumento conmemorativo a la Gran hambruna irlandesa, la estatua de bronce de Theobald Wolfe Tone (líder de la rebelión de 1798), entre muchos otros…

Es el lugar perfecto para desconectar del bullicio de la ciudad y alejarse por un momento del ajetreo de la vida cotidiana. (Daniel)

Grand Canal Dock

Esta es la zona más nueva de la ciudad y está llena de oficinas y pisos de diseño. Está situado en una zona llamada Ringsend, cerca del centro de Dublín, entre el río Liffey y el Grand Canal.

Allí puede verse el Grand Canal Theatre, un teatro recién inaugurado (18 de marzo de este mismo año) con capacidad para 2.111 personas construido como respuesta a la gran oferta de musicales, ballets, óperas y obras de teatro que se presentan en la ciudad.

Uniendo la calle Guild Street con el muelle Sir John Rogerson’s Quay, está el puente Samuel Beckett Bridge. Diseñado por Santiago Calatrava, este puente en forma de arpa es sin duda una obra arquitectónica espectacular.

O’Connell Street

La calle O’Connell Street es la calle principal de Dublín y una de las más anchas de Europa. Para Elena y Daniel, es la zona ideal para ir de compras.

Aunque la calle fue conocida hasta 1924 como Sackville Street, el gobierno le puso el nombre actual en honor a Daniel O’Connell, líder nacionalista de principios del siglo XIX. En la parte baja de la calle se encuentra la estatua de O’Connell, encarada hacia el Puente O’Connell. Este puente, que cruza el río Liffey, destaca en Europa por tener prácticamente las mismas dimensiones en cuanto a anchura y longitud.

La calle está llena de estatuas que homenajean a personajes importantes en la historia de Dublín y de Irlanda en general. Además, en los alrededores encontraréis la Procatedral y el edificio del Banco de Irlanda (que hasta el 1800 fue el Parlamento irlandés).

Howth

Para aquellos de vosotros que paséis más de un par de días en Dublín, o para los que ya hayáis estado y queráis ver algo diferente, Howth puede ser la opción perfecta. Es un pequeño pueblo pesquero situado a sólo 20 minutos en tren de Dublín. Es ideal para una excursión de un día y pueden recorrerse caminos por la montaña, ver las olas chocando contra los acantilados, … Es quizá una experiencia que pocos se imaginarían al viajar a la capital irlandesa.

Bueno, estos son los 5 lugares que según Elena y Daniel no deberíais perderos. Si ya teníais planeado un viaje a Dublín esperamos que esta información os haya sido útil; y si no… ¡esperamos haberos animado! Y ya lo sabéis, viajar supone un gasto económico importante y recortar los gastos innecesarios es la mejor opción. Por eso, para el alojamiento recomendamos cualquiera de los hostales Dublin que encontraréis.

¿Tenéis otros lugares favoritos? ¿Queréis hacer otras sugerencias? ¡Dejad vuestro comentario!

Gracias en primer lugar a Elena y Daniel por su colaboración, y gracias por las fotografías a Michal Osmenda, *Debs*, infomatique, U-g-g-B-o-y- y Tambako the Jaguar en Flickr.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 + seis =