Hostales en Nueva York y compras navideñas

Nueva York es un verdadero paraíso para las compras y se ha convertido en una especie de meca para los/las shopaholics. Ninguna otra ciudad se puede comparar con la Gran Manzana en cuanto a centros comerciales, tiendas y boutiques se refiere. Y pos si esto fuera poco, para Navidad la ciudad se viste con su mejor traje de luces y los cientos de escaparates son decorados con motivos navideños, luces, guirnaldas, nieve y, en definitiva, con el esplendor de la Navidad.

Hostales en Nueva York para Navidad

Como cabe esperar, los precios y tarifas de las habitaciones aumentan en Navidad. Es por eso que reservar vuestros hostales Nueva York con antelación es vital.

El Urban Oasis es el punto de partida ideal para  ir de compras navideñas en Nueva York ya que se encuentra cerca de la Quinta Avenida, en la Calle 31. Este hostal es uno de los mejores en Estados Unidos y ofrece habitaciones dobles (con cama doble o dos camas individuales); eso sí, únicamente disponen de baños compartidos.

Por otro lado, The Sohotel está más alejado de la zona comercial pero está muy cerca del ambiente nocturno. Se encuentra en la zona de Manhattan a pocos pasos de las pequeñas tiendas de Chinatown, Little Italy y Greenwich Village. Este hostal también ofrece diferentes tipos de habitaciones y es apto para familias.

A las chicas os encantará Pink in the City. Este hostal es exclusivo para chicas de modo que ofrece el ambiente y la privacidad que toda chica anhela. El hostal está situado cerca de Broadway, al oeste de Central Park, de modo que para llegar a la Quinta Avenida solo tendréis que cruzar el parque.

Compras navideñas en Nueva York

Inmediatamente después de Acción de Gracias (a finales de noviembre), las tiendas neoyorquinas se decoran al más puro estilo navideño, incluidas Macy’s, Bloomingadale’s y Saks. Y por si esto fuera poco, los grandes almacenes y centros comerciales tienen un departamento propio dedicado a la Navidad. A diferencia de lo que pueda pasar en otras ciudades, en Nueva York no se escatima ni un centavo al comprar luces y guirnaldas, e incluso la mayoría de tiendas tiene un árbol de Navidad enorme y un Papá Noel para los niños (dicen que el Papá Noel de Macy’s es el mejor…).

Y hablando de niños… Si vais Nueva York con la familia una visita a FAO Schwarz es obligada. Se trata de la tienda de juguetes más grande del mundo (cubre toda una manzana y tiene dos pisos), y seguro que a los más pequeños, y a los no tan pequeños, les encantará. Hay un departamento entero de Lego, y un departamento solo de animales de peluche, y un departamento solo de muñecas Barbie, y… y… y…

Consejo: En las tiendas durante Navidad hace mucho calor, así que tenedlo en cuenta… Y recordad quitaros el abrigo al entrar, porque sino al salir os helaréis de frío.

Es cierto que las tiendas y los centros comerciales de la Quinta Avenida pueden estar fuera del presupuesto del viaje… así que para encontrar verdaderas gangas lo mejor es ir  Woodbury a Common Premium Outlets. Están a una hora en autobús de Nueva York (Gray Line), y cuentan con buenas marcas a precios razonables.

Ah, y por supuesto en Nueva York se puede ir de compras cualquier domingo.

Navidad en la Gran Manzana

Si os agobian mucho las aglomeraciones de gente, y además teniendo en cuenta que las grandes tiendas como Macy’s o Saks son algo caras, os aconsejo visitar las tiendas cuando cae el sol. Por la noche en las calles hay menos gente, evidentemente, y podréis andar tranquilamente. Pensad también que de noche la decoración navideña es mucho más vistosa. En la parte alta de la Quinta Avenida las tiendas parece que compitan para ver cuál es la más elegante, y cada año la decoración es más extravagante.

Aquí os dejo un pequeño itinerario que creo os puede gustar.

Empezad desde Macy’s y bajad por la Quinta Avenida en dirección a Central Park. La primera tienda es Lord & Taylor, a continuación está Saks en Rockefeller Center y cerca de Central Park encontraréis Bergdorf Goodman a mano izquierda y FAO Schwarz a mano derecha. Seguid un poco más por la Quinta Avenida y al girar en la calle 61 encontraréis Barneys. La última parada es Bloomingdale’s. En realidad, si camináis por la calle 60 en dirección oeste y giráis a la derecha en Lexington Avenue, ya veréis el increíble alumbrado que adorna las calles…

En total, este recorrido se puede hacer en más o menos una hora y media, aunque está claro que depende mucho de cuánto os guste mirar los escaparates… (a mí personalmente me encanta, y más durante Navidad, así que esa hora y media se me hace corta…).

Otras actividades navideñas

Os guste lo que os guste, una visita al Rockefeller Center es obligada… Allí se encuentra el árbol enorme que muchos recordaréis de la película Solo en casa 2. ¿Os suena la escena en la que Kevin, Macaulay Culkin, se para frente al árbol y la pista de patinaje para rezar y poder reencontrarse con su familia? Pues allí mismo podéis ir. El árbol tiene casi 22 metros de altura y 12 metros de ancho, y está decorado con unas 30.000 luces. Y si os apetece, siempre podréis patinar sobre hielo… Típico y tópico, sí, pero muy divertido también.

Si además queréis ver algunos mercados de Navidad, podéis ir a Grand Central Terminal, a Union Square o a Bryant Park. Seguro que os gustarán.

Gracias por las fotografías en Flickr a JasonDGreat, tinou bao, jinglejammer, Huron Tours & Travel y franklin_hunting.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 5 =